Medidas preventivas

La mayoría de los incendios forestales se producen por descuidos, negligencias o son provocados intencionadamente. También se producen por causas naturales, como por un rayo. Por lo tanto, un alto porcentaje de los incendios pueden ser evitados. 

A continuación se enumeran una serie de consejos para evitar estos desastres:

  • Si eres fumador no tires las colillas al suelo. Ten en cuenta que un cigarro mal apagado puede provocar un incendio.

  • No tires desperdicios. Las botellas abandonadas y los objetos de cristal, además de ensuciar el monte, pueden ocasionar incendios. 

  • Recuerde que desde el 1 de Junio hasta el 31 de Octubre está prohibido hacer fuego en el monte. Las únicas excepciones son:
    Cuando se utilice para cocinar, y se encienda en las áreas dedicadas a éste fin, situadas en las zonas recreativas
    Cuando se obtenga una autorización expresa, por ejemplo para quemar rastrojos, y se cumplan las medidas preventivas oportunas

    En caso de condiciones meteorológicas que favorezcan la propagación de incendios, hay que abstenerse de encender fuego en el campo con cualquier finalidad.

    Hay que recordar también a los campistas, que no deben situar las tiendas de campaña en vaguadas, hay que hacerlo siempre en claros sin vegetación.

Si el fuego ya se ha producido, lo primero que se debe hacer es llamar rápidamente a los servicios de emergencia. Y se debe actuar teniendo en cuenta:

  1. Si el fuego es pequeño, intenta apagar las llamas con ramas verdes y tierra. 

  2. Ten prevista una salida de emergencia.

  3. Respirar con un pañuelo mojado en la boca para evitar los efectos negativos del humo.

  4. Huye de las llamas del fuego hacia abajo, ya que el fuego tenderá a desplazarse hacia ladera arriba. 

  5. No intentes cruzar las llamas sin saber lo que hay detrás. Si lo haces, mójate la ropa y protégete la cara.

  6. Trate de alejarse por las zonas laterales del mismo y más desprovistas de vegetación.
  7. Recuerde que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego le rodee. Por tanto, vaya siempre en sentido contrario a la dirección del viento.
  8. Procure no dirigirse hacia barrancos u hondonadas.
  9. Si te ves cercado por el fuego sitúate en arroyos o en zonas ya quemadas, echado en el suelo detrás de alguna roca o cubierto de tierra. Siempre tumbado, porque el aire mas puro queda mas próximo al suelo.

  10. No hagas uso de los vehículos si estás rodeado de fuego. 

  11. Si actúan los medios aéreos en la lucha contra el fuego o los bomberos con camiones cisternas, protégete del impacto del agua.

 


Normas preventivas en la quema de matorrales y pastos

Las quemas en zonas de pastoreo se producen para favorecer el desarrollo de herbáceas tras la eliminación de vegetación leñosa. Suele estar asociado a ganadería extensiva porque cuando se produce un incendio, las primeras plantas en aparecer son las herbáceas, lo que favorece el pasto para el ganado.

A continuación enumeramos algunos consejos para que estas prácticas sean más seguras.

  1. No realizar este tipo de quemas a menos de 400 metros de las superficies forestales y sin previa autorización. 
  2. Realizar un cortafuegos perimetral, con una anchura superior a 2 metros. 
  3. Disponer de personal suficiente, provisto de extintores o reservas de agua (más de 50 litros cada uno), para controlar que el fuego no salga de su área establecida. 
  4. Este tipo de quemas deben ser realizas por personal especializado.
  5. La quema de matorrales se hará en épocas en las que no exista peligro de propagación, es decir, en días sin viento y con humedad relativa alta. Además, se regará el cortafuegos perimetral. 
  6. El fuego se iniciará en las partes más altas para que avance pendiente abajo.
  7. Deberá esperarse un retén en la zona para asegurar que el fuego no se reavive. 

Rodríguez y Silva, F. (2002). Empleo de quemas prescritas en la prevención de incendios forestales, aplicación a la Comunidad Autónoma de Andalucia. I Seminario de Prevención de Incencios Forestales. (ETSI MONTES, Abril de 2000)


Normas preventivas en la quema de residuos forestales y despojos agrícolas 

La quema para eliminar los restos (rastrojos) de las cosechas, para facilitar la preparación del suelo para la siembra de la siguiente temporada, es una práctica habitual en zonas agrícolas. Para realizar estas quemas es necesario tener en cuenta:

  1. La quema de residuos forestales y despojos agrícolas necesita autorización y debe realizarse en un claro del monte, a más de 400 metros de las superficies forestales. 
  2. El lugar donde se realice esta práctica, se se limpiará de vegetación en un círculos de unos 15 metros de diámetro. Además, el perímetro será recorrido por una zanja.
  3. Se localizará un punto de agua natural en las inmediaciones del claro o en su defecto se tendrá un depósito de más de 50 litros de agua, además de los extintores y herramientas adecuadas (por ejemplo una pala). 
  4. Deberá esperarse un retén en la zona para asegurar que el fuego no se reavive.

 


Normas preventivas en explotaciones forestales 

  1. Requiere la autorización previa para el almacenamiento de material inflamable. 
  2. No deben almacenarse productos en los caminos y cortafuegos, puesto que los cortafuegos perderían su función. 
  3. Las zonas de carga y parques de clasificación deben estar limpios de vegetación, al igual que la franja periférica de seguridad

 


Normas preventivas para hogueras 

  1. Se realizarán en aquellos lugares acondicionados para ello.
  2. Nunca a menos de 400 metros de las superficies forestales.
  3. Debe escogerse una época en que no haya peligro y un día sin viento con elevada humedad relativa. 
  4. Si no hay lugar al efecto se hará el fuego en un claro de unos 3 metros de diámetro, limpio de vegetación. 
  5. El fuego se conservará en pequeñas dimensiones de forma que pueda ser controlado en todo momento. 
  6. La pila de leña almacenada se situará a contraviento. 
  7. No debe abandonarse el lugar de la hoguera hasta media hora después de haber extendido las brasas y haberlas cubierto con tierra o enfriado con agua. Una ráfaga de viento puede avivar el fuego y producir grandes daños

 

Origen Incendio Comportamiento fuego Tipos incendios Métodos extinción Medidas preventivas Mapas de riesgo Legislación Software Enlaces Noticias
 
 
Quiénes somos     Aviso Legal      Política de Privacidad    Publicidad
Pregunta a Miliarium      Boletín Informativo
(c) 2001, 2004 Miliarium Aureum, S.L.