Tipos de pozos verticales

 

Dentro de los pozos verticales se distinguen 3 tipos

- pozos perforados: de diámetros reducidos y construcción totalmente mecanizada.
- pozos_excavados: también denominados pozos abiertos, se construyen de forma manual o ligeramente mecanizada (martillos neumáticos), caracterizándose por presentar diámetros relativamente grandes.
- pozos_radiales: también denominados pozos de drenes horizontales

Asimismo, podrían añadirse los pozos con galerías horizontales excavadas a partir de sus tramos más profundos y aquellos otros en los que las galerías se sustituyen por taladros perforados con sondas mecánicas. 

Pozos perforados

Se caracterizan por la mecanización casi completa de su perforación. 
Presentan diámetros relativamente reducidos, entre 40 - 80 cm.
El método de perforación se determina generalmente en función de la profundidad a alcanzar, el diámetro necesario y la naturaleza del terreno.
La naturaleza de los terrenos atravesados o condiciones de funcionamiento del pozo, pueden aconsejar o incluso exigir el revestimiento de las paredes del mismo. 

Pozos excavados

En tiempos pasados, la única forma de construcción de un pozo era mediante excavación. Este sistema constructivo se sigue empleando en aquellos lugares donde todavía no ha llegado o no es posible la mecanización. 
En general este tipo de pozos se caracterizan por presentar grandes diámetros (>1,50 metros) y por el hecho de que en su construcción la mecanización es escasa o nula. 
Los pozos excavados, pese a su carestía pueden ser una solución aceptable en los siguientes casos:

- En rocas débilmente fisuradas, en las que al aumentar el diámetro, aumenta la probabilidad de cortar fisuras inclinadas y además, al ser mayor la longitud de las fisuras interceptadas, el agua entra a menor velocidad y por lo tanto con menor perdida de carga.
- En acuíferos poco permeables en los que el bombeo va a ser intermitente. En tal caso el pozo, además de actuar como captación, lo hace también corno depósito regulador.
- En acuíferos de muy poco espesor, en los que para conseguir una velocidad de entrada adecuada no queda otro remedio que aumentar considerablemente el diámetro.
- Cuando en el interior del pozo debe instalarse maquinaria o han de realizarse trabajos que requieran intervención humana, lo que exige un diámetro de unas ciertas dimensiones mínimas.
- En los casos en los que se han de perforar drenes horizontales en el interior del pozo (pozos radiales) y por tanto es necesario permitir el descenso de la maquinaria de perforación.
- En los lugares y circunstancias en los que resulte más económico que un pozo perforado.

Este tipo de pozo penetra ligeramente en la capa acuífera, debido a su carestía y gran diámetro. Además, a partir de unas pocas decenas de metros, son raramente rentables. 

El método de construcción más empleado es el tradicionalmente conocido "pico y pala", aunque se puede ayudar de explosivo, o con la extracción de materiales con torno eléctrico, etc. 

Los principales problemas que presenta lo constituye el achique de agua y la seguridad del personal. En este último aspecto debe considerarse la posibilidad de "sifonamiento" del fondo y la problemática de desprendimientos, solucionable mediante zunchos o entibaciones provisionales que pueden irse introduciendo a medida que se va excavando el pozo o de revestimientos definitivos que aunque ocasionalmente fueron la piedra y el ladrillo, recientemente se están utilizando anillos vaciados en concreto. 

En este tipo de pozo no se suele utilizar rejilla. La entrada de agua se realiza a través de aberturas en el revestimiento (ladrillos u hormigón con perforaciones, juntas abiertas, etc.).

Los pozos excavados pueden ser:

- pozos de bomba sumergida
- pozos de bomba superior al nivel del agua
- pozos con cámara estanca para alojamiento de bombas
- pozos para construcción de drenes radiales

Pozos radiales

Los pozos de drenes horizontales, inicialmente concebidos por un ingeniero americano apellidado Ranney (1934), constan de dos partes fundamentales:

1. Un pozo vertical con pared de concreto reforzado y fondo d e concreto en masa de diámetro comprendido entre 1,60-6,00 m.
2. Un conjunto de drenes horizontales, situados en uno o más niveles y conectados con el pozo vertical, en el que desaguan a través de válvulas de compuerta. 

En comparación con los pozos verticales, los descensos dinámicos en los pozos radiales son notablemente inferiores. Esto los hace especialmente recomendables cuando se quieren extraer grandes caudales y/o cuando el acuífero saturado presenta un espesor pequeño. Sin embargo, el coste de un pozo radial es elevado, por lo que suele aceptarse que solamente son económicamente viables a partir de apreciables caudales de bombeo.

En la construcción de pozos radiales se utilizan, principalmente, dos métodos diferentes:

- El sistema Ranney: las perforaciones radiales se realizan con los mismos tubos filtrantes definitivos. Por tal razón dichos tubos han de ser de acero y con paredes gruesas. Las ranuras en ellos son de forma alargada en el sentido longitudinal de los mismos.
- El sistema Fehlmann: utiliza tubos de perforación de 267 mm. de diámetro, que se retiran después de la colocación de los filtros. Con ello se consigue que el material y la abertura de las ranuras de los tubos filtrantes puedan ser elegidos de acuerdo con las características químicas del agua y con la granulometría y permeabilidad del acuífero.

 

Pozo de drenes horizontales (tomada de Custodio y Llamas, 1983)

En ambos sistemas es posible construir los drenes con una cierta inclinación hacia arriba, lo que posibilita penetrar más adecuadamente en el acuífero a explotar. Los drenes horizontales suelen tener de 33 a 50 m. de longitud y se construyen mediante la hinca de un equipo de empuje, instalado sobre una plataforma. 
Para conocer con precisión el caudal de un pozo horizontal, se requiere llevar a cabo un ensayo de producción en cada dren por separado y un aforo del pozo completo. De modo similar a los pozos verticales el aumento de diámetro más allá de ciertos límites no influye de forma notoria sobre su caudal específico.

 

 

 
 
Quiénes somos     Aviso Legal      Política de Privacidad    Publicidad
Pregunta a Miliarium      Boletín Informativo
(c) 2001, 2004 Miliarium Aureum, S.L.