DESCRIPCIÓN DE MEDIDAS PREVENTIVAS Y PROTECCIONES


  • Protecciones individuales.
    • Cascos para todas las personas que participan en la obra, incluidos los visitantes.
    • Guantes de uso general.
    • Guantes de goma.
    • Guantes de soldador.
    • Guantes dieléctricos.
    • Botas de agua.
    • Botas de seguridad de lona.
    • Botas de seguridad de cuero.
    • Monos o buzos.
    • Trajes de agua.
    • Gafas contra impactos y antipolvo.
    • Pantalla de soldador.
    • Mascarillas antipolvo.
    • Protectores auditivos.
    • Polainas de soldador.
    • Manguitos de soldador.
    • Mandiles de soldador.
    • Cinturón de seguridad de sujeción.
    • Cinturón antivibratorio.
    • Chalecos reflectantes.
  • Protecciones colectivas.
    • Pórticos protectores de líneas eléctricas.
    • Vallas de limitación y protección.
    • Señales normalizadas de tráfico.
    • Señales de seguridad.
    • Cartel indicativo de riesgo.
    • Cintas de balizamiento.
    • Topes de desplazamiento de vehículos.
    • Jalones de señalización.
    • Red horizontal, protección de zanjas y pozos.
    • Soportes y anclajes de redes.
    • Tubo y anclaje de éste para sujeción de cinturón de seguridad.
    • Baliza luminosa intermitente.
    • Extintores.
    • Interruptores diferenciales.
    • Tomas de tierra.
    • Mano de obra de señalización.
    • Mano de obra para el mantenimiento y reposición de protecciones.

     

  • Medidas preventivas de riesgos profesionales.

     

    • Medida previas.

      Se instruirá al personal sobre la forma de ejecución a llevar a cabo, así como sobre los posibles riesgos que se deriven de dicha ejecución.

      Antes de comenzar los trabajos, se acometerán las medidas previas de seguridad en cada tajo y se dispondrá en la obra de los siguientes elementos:

      • Vallas de contención de peatones.
      • Bombas de achique y accesorios.
      • Carteles informativos y de prohibición.
      • Normas de actuación en caso de accidentes.
      • Pasarela para cruces de zanjas.
      • Material necesario para la adopción del sistema de sostenimiento elegido.
      • Señalización e iluminación para los viales afectados.
      • Redes de protección en zanjas.
      • Cuñas de material apropiado para el correcto apoyo de los tubos en acopio.

      Las zonas de construcción en obras singulares (pozos de registro, por ejemplo), estarán completamente vallada. Las vallas de protección de estas obras serán opacas, de altura mínima de 2,00 m. y se mantendrá el vallado hasta que finalicen los trabajos en la zona afectada.

       

    • Medidas específicas de unidades constructivas.
      1. Excavación en zanja o arqueta.

      Se observarán, durante la ejecución de las excavaciones, las siguientes consideraciones referentes a la seguridad:

      • La vigilancia de la separación de los trabajadores en el fondo de la zanja.
      • La vigilancia del frente de la excavación por el Encargado o Capataz, como mínimo dos veces (2) en cada jornada.
      • El acopio de materiales y tierras extraídas en cortes de profundidad superior a 1,25 m., se dispondrá a una distancia no inferior a 1,50 m. del borde de la zanja, y se retirará a la escombrera todo el material sobrante que no vaya a ser empleado en los rellenos posteriores.
      • En zanjas o pozos, siempre que haya operarios trabajando en el interior, se mantendrá uno de retén en el exterior.
      • Las zanjas estarán provistas de escaleras que rebasen 1,00 m. la parte superior de la misma  será la única vía de acceso y salida.
      • Durante la ejecución de excavaciones, la longitud de tramos abiertos no será, en ningún caso, superior a 70,00 m.
      • Se comprobará que el tipo de terreno y nivel freático se ajustan a los previstos.
      • Se vigilará que el bombeo, si es necesario el achique, no arrastre finos, para evitar el sifonamiento en los terrenos circundantes que pudiera perjudicar  la estabilidad de las construcciones colindantes.
      • Los cables eléctricos que pudieran aparecer durante la excavación no serán tocados con las manos ni con herramientas, ni se intentará desplazarlos con máquinas.
      • La maquinaria que efectúe la excavación se asentará en lugar seguro y en fase de trabajo, deberá tener sus brazos hidráulicos totalmente extendidos y firmemente apoyados.
      • La zanja estará completamente circundada por vallas y caso de interferir caminos de tránsito peatonal, se colocarán pasarelas a distancias no superiores a 50,00 m.
      • Las vallas de protección, distarán no menos de 1,00 m. del borde de la zanja cuando se prevea el paso de peatones paralelo a la dirección de la misma, y no menos de 2,00 m. cuando se prevea el paso de vehículos.
      • Cuando los vehículos circulen en sentido normal al eje de la zanja, la zona acotada se ampliará a dos veces (2) la profundidad de la zanja en este punto, siendo la anchura mínima de 4,00 m., limitándose la velocidad en cualquier caso.
      • Al finalizar la jornada o en interrupciones largas, se protegerán las zanjas y pozos de profundidad mayor a 1,25 m. con red o elemento equivalente.
      • Los grupos compresores y electrógenos deberá situarse lo suficientemente alejados del borde de la zanja, para evitar su accidental caída y las molestias de gases y ruidos en el lugar de trabajo.
      • Cuando se trate de compresores portátiles, si éstos se colocan en el interior de la zanja, se habilitarán las medidas necesarias para la evacuación de los gases fuera de la misma.

       

      1. Instalación de tuberías.

       

      • Antes de la llegada de la tubería a la obra se habrán acondicionado las áreas previstas para su recepción en acopio.
      • La descarga y colocación se hará por medios mecánicos y, tanto éstos como el personal que intervenga, deberán observar las normas de seguridad.
      • El acopio y colocación de los tubos se hará prestando especial atención a que en la posición que se coloquen no tengan posibilidad de moverse y/o deslizarse; se les calzará con cuñas del material apropiado y se tendrá en cuenta la altura máxima aconsejada por el fabricante.
      • Tanto para la descarga como para la colocación del tubo en la zanja, no se permitirá que los cables vayan forrados, de forma que se pueda observar antes de proceder a suspender las cargas y en todo momento, su estado frente a rotura.
      • Al colocar el tubo en le zanja no se permanecerá en el radio de acción de la maquina y no se tocará, con excepción del personal encargado de conducirlo, hasta que esté totalmente apoyado.
      • Durante las operaciones de bajada del tubo, el área de la zanja afectada estará libre de personal y de herramientas.
      • No se permitirá utilizar el tubo como punto de apoyo para entrar y salir de la zanja y aunque esté totalmente inmovilizado, se usarán las escaleras dispuestas al efecto.

       

      1. Rellenos.

       

      • La ejecución del relleno de las zanjas, solamente se comenzará una vez que la tubería esté totalmente montada.
      • Si la aportación de material de relleno a la zanja se hace por medios mecánicos, se situarán en los bordes de la excavación a una distancia prudencial los correspondientes topes de limitación. Éstos pueden estar formados por dos tablones embridados y fuertemente anclados al terreno.
      • El personal que se encuentre en el fondo de la zanja estará alejado de la zona de vertido durante dicha operación.
      • La zona a rellenar estará totalmente libre de cuerpos extraños y herramientas.
      • Cuando la zanja este protegida con cualquier sistema de sostenimiento no se retirará éste hasta la total compactación de la tongada correspondiente y siempre por debajo de la cota de rasante de dicha tongada.

       

    • Señalización en obras.

      Su finalidad será la de advertir a las personas y vehículos que puedan verse afectados de la existencia de una zona de obras y de los peligros que puedan derivarse de la misma. También regulará la circulación dentro de la obra de los vehículos, maquinaria y personal encargado de la ejecución.

      Todas las maniobras de la maquinaria que puedan representar un peligro serán guiadas por una persona y el tránsito de las mismas se hará por sentidos constantes y previamente estudiados.

      Cuando se tenga que desviar y detener momentáneamente el tráfico por estrechamiento o supresión de un carril, se equipará al personal encargado de ello con la señalización correspondiente.

      Al término de la jornada se reforzará la señalización por medio de balizas luminosas. Éstas serán rojas e intermitentes, e indicarán todo el perímetro delimitado por las vallas. Se reforzará mediante elementos reflectantes que aumenten la visibilidad al ser iluminadas por un vehículo.

      Se revisarán diariamente todas las señales acústicas y luminosas de los vehículos que trabajen en la obra.

      No se empezará ningún trabajo sin que el Encargado o Capataz haya revisado y considerado correcta la señalización.

      Antes de abandonar un trabajo, el Encargado o Capataz revisará la señalización o se asegurará que ha sido retirada si el trabajo ha finalizado.

     

    • Sostenimiento.

      Es el conjunto de elementos destinados a contener el empuje de tierras en las excavaciones en zanjas o pozos, a fin de evitar desprendimientos, proteger a los operarios que trabajan en el interior y limitar los movimientos del terreno colindante.

      Independientemente del sistema de sostenimiento que vaya a ser empleado en la obra, cumplirán dichos elementos las siguientes condiciones:

      • Soportarán las acciones descritas anteriormente y permitirán su puesta en obra, de forma que el personal no tenga necesidad de entrar en la zanja o pozo hasta que las paredes de la misma estén correctamente soportadas.
      • Eliminarán el riesgo de asientos inadmisibles en las edificaciones próximas.
      • Será obligatorio, antes de comenzar las excavaciones, la presentación a la Dirección de Obra de un Proyecto de Sostenimiento en el que se analice el sistema adoptado, la forma de ejecución y la puesta en obra.
      • La puesta en obra del sostenimiento no implicará consecuencias molestas ni peligrosas motivadas por el sistema de colocación o hinca.
      • Las conducciones que interfieran en la zanja, caso de no poderse desviar, se apuntalarán convenientemente, de forma que se garantice totalmente su funcionamiento y no pueda existir riesgo de rotura o caída que puedan afectar a los operarios que puedan estar trabajando dentro de la zona.
      • Al comenzar la jornada se revisarán los sostenimientos.
      • Se utilizarán testigos que indiquen cualquier movimiento del terreno que suponga la existencia de un peligro.
      • La zanja estará completamente circundada por vallas y caso de interferir caminos de tránsito peatonal, se colocarán pasarelas a distancias no superiores a 50,00 m.
      • Las vallas de protección distarán no menos de 1,00 m. del borde de la zanja cuando se prevea paso de peatones paralelo a la dirección de la misma y no menos de 2,00 m. cuando se prevea paso de vehículos.
      • Cuando los vehículos circulen en sentido normal al eje de la zanja, la zona acotada se ampliará a dos veces (2) la profundidad de la zanja en este punto, siendo la anchura mínima de 4,00 m., limitándose la velocidad a cualquier caso.
      • Al finalizar la jornada o en interrupciones largas, se protegerán las zanjas y pozos de profundidad superior a 1,25 m. con red o elemento equivalente.
      • Durante el uso continuado de martillos neumáticos se utilizarán auriculares acústicos, cinturón antivibratorio y pantalla anti-impactos.
      • Los grupos compresores y electrógenos deberán situarse lo suficientemente alejados del borde de la zanja para evitar su accidental caída y las molestias de gases y ruidos en el lugar de trabajo.
      • Cuando se trate de compresores portátiles, si éstos se colocan en el interior de la zanja, se habilitarán las medidas necesarias para la evacuación de los gases fuera de la misma.

     

    • Formación del personal.

      Todo el personal debe recibir, al ingresar en la obra, una exposición de los métodos de trabajo y los riesgos que éstos pudieran entrañar, conjuntamente con las medidas de seguridad que procediera aplicar.

      Eligiendo al personal más cualificado, se impartirán cursillos de socorrismo y primeros auxilios, de forma que todos los tajos dispongan de algún socorrista.

       

    • Medicina preventiva.
      1. Reconocimientos médicos.

        Todo el personal que empiece a trabajar en la obra deberá pasar un reconocimiento médico previo a su contratación. Éste será repetido periódicamente cada año.
      2. Asistencia a accidentados.

        Se deberá informar al personal del emplazamiento de los diferentes Centros Médicos (Servicios propios, Mutuas Patronales, Mutualidades Laborales, Ambulatorios, etc., ..), donde debe trasladarse a los accidentados para su más rápido y efectivo tratamiento.

        Se dispondrá en la obra y en sitio bien visible, de una lista con teléfonos y direcciones de los Centros asignados para urgencias, ambulancias, taxis, etc., ...para garantizar un rápido transporte de los posibles accidentados a los Centros de asistencia.

     

  • Medidas preventivas de riesgos a terceros.

    Se señalizará, de acuerdo con la Normativa vigente, el enlace con las carreteras y caminos, tomándose las adecuadas medidas de seguridad que cada caso requiera.

    Igualmente, se señalizarán los accesos naturales a la obra, prohibiéndose el paso a toda persona ajena a la misma, colocándose, en su caso, los cerramientos necesarios.

    Vínculo de Interés:

     Guías Técnicas para la Evaluación y Prevención de Riesgos Laborales

     

     

 

 
 
Quiénes somos     Aviso Legal      Política de Privacidad    Publicidad
Pregunta a Miliarium      Boletín Informativo
(c) 2001, 2004 Miliarium Aureum, S.L.