Cálculo de pérdidas de carga en tuberías


La pérdida de carga que tiene lugar en una conducción representa la pérdida de energía de un flujo hidráulico a lo largo de la misma por efecto del rozamiento. A continuación se resumen las principales fórmulas empíricas empleadas en el cálculo de la pérdida de carga que tiene lugar en tuberías:

  1. Darcy-Weisbach (1875)

  2. Manning (1890)

  3. Hazen-Williams (1905)

  4. Scimeni (1925)

  5. Scobey (1931)

  6. Veronesse-Datei

  7. Pérdidas de carga en singularidades

Darcy-Weisbach (1875)

Una de las fórmulas más exactas para cálculos hidráulicos es la de Darcy-Weisbach. Sin embargo por su complejidad en el cálculo del coeficiente "f" de fricción ha caído en desuso. Aún así, se puede utilizar para el cálculo de la pérdida de carga en tuberías de fundición. La fórmula original es:

h = f *(L / D) * (v2 / 2g)

En función del caudal la expresión queda de la siguiente forma:

h = 0,0826 * f * (Q2/D5) * L

En donde:

  • h: pérdida de carga o de energía (m)
  • f: coeficiente de fricción (adimensional)
  • L: longitud de la tubería (m)
  • D: diámetro interno de la tubería (m)
  • v: velocidad media (m/s)
  • g: aceleración de la gravedad (m/s2)
  • Q: caudal (m3/s)

El coeficiente de fricción f es función del número de Reynolds (Re) y del coeficiente de rugosidad o rugosidad relativa de las paredes de la tubería (εr):

f = f (Re, εr);      Re = D * v * ρ / μ;     εr = ε / D

  • ρ: densidad del agua (kg/m3). Consultar tabla.
  • μ: viscosidad del agua (N�s/m2). Consultar tabla.
  • ε: rugosidad absoluta de la tubería (m)

En la siguiente tabla se muestran algunos valores de rugosidad absoluta para distintos materiales:

RUGOSIDAD ABSOLUTA DE MATERIALES
Material ε (mm)   Material ε (mm)
Plástico (PE, PVC) 0,0015   Fundición asfaltada 0,06-0,18
Poliéster reforzado con fibra de vidrio 0,01   Fundición 0,12-0,60
Tubos estirados de acero 0,0024   Acero comercial y soldado 0,03-0,09
Tubos de latón o cobre 0,0015   Hierro forjado 0,03-0,09
Fundición revestida de cemento 0,0024   Hierro galvanizado 0,06-0,24
Fundición con revestimiento bituminoso 0,0024   Madera 0,18-0,90
Fundición centrifugada 0,003   Hormigón 0,3-3,0

Para el cálculo de "f" existen múltiples ecuaciones, a continuación se exponen las más importantes para el cálculo de tuberías:

  1. Blasius (1911). Propone una expresión en la que "f" viene dado en función del Reynolds, válida para tubos lisos, en los que εr no afecta al flujo al tapar la subcapa laminar las irregularidades. Válida hasta Re < 100000:

f = 0,3164 * Re-0,25

  1. Prandtl y Von-Karman (1930). Amplían el rango de validez de la fórmula de Blasius para tubos lisos:

1 / √f = - 2 log (2,51 / Re√f )

  1. Nikuradse (1933) propone una ecuación válida para tuberías rugosas:

1 / √f = - 2 log (ε / 3,71 D)

  1. Colebrook-White (1939) agrupan las dos expresiones anteriores en una sola, que es además válida para todo tipo de flujos y rugosidades. Es la más exacta y universal, pero el problema radica en su complejidad y en que requiere de iteraciones:

1 / √f = - 2 log [(ε / 3,71 D) + (2,51 / Re√f )]

  1. Moody (1944) consiguió representar la expresión de Colebrook-White en un ábaco de fácil manejo para calcular "f" en función del número de Reynolds (Re) y actuando la rugosidad relativa (εr) como parámetro diferenciador de las curvas:

Manning (1890)

Las ecuaciones de Manning se suelen utilizar en canales. Para el caso de las tuberías son válidas cuando el canal es circular y está parcial o totalmente lleno, o cuando el diámetro de la tubería es muy grande. Uno de los inconvenientes de la fórmula es que sólo tiene en cuenta un coeficiente de rugosidad (n) obtenido empíricamente, y no las variaciones de viscosidad con la temperatura. La expresión es la siguiente:

h = 10,3 * n2 * (Q2/D5,33) * L

En donde:

  • h: pérdida de carga o de energía (m)
  • n: coeficiente de rugosidad (adimensional)
  • D: diámetro interno de la tubería (m)
  • Q: caudal (m3/s)
  • L: longitud de la tubería (m)

El cálculo del coeficiente de rugosidad "n" es complejo, ya que no existe un método exacto. Para el caso de tuberías se pueden consultar los valores de "n" en tablas publicadas. Algunos de esos valores se resumen en la siguiente tabla:

COEFICIENTE DE RUGOSIDAD DE MANNING DE MATERIALES
Material n   Material n
Plástico (PE, PVC) 0,006-0,010   Fundición 0,012-0,015
Poli�ster reforzado con fibra de vidrio 0,009   Hormigón 0,012-0,017
Acero 0,010-0,011   Hormigón revestido con gunita 0,016-0,022
Hierro galvanizado 0,015-0,017   Revestimiento bituminoso 0,013-0,016

Hazen-Williams (1905)

El método de Hazen-Williams es válido solamente para el agua que fluye en las temperaturas ordinarias (5 ºC - 25 ºC). La fórmula es sencilla y su cálculo es simple debido a que el coeficiente de rugosidad "C" no es función de la velocidad ni del diámetro de la tubería. Es útil en el cálculo de pérdidas de carga en tuberías para redes de distribución de diversos materiales, especialmente de fundición y acero:

h = 10,674 * [Q1,852/(C1,852* D4,871)] * L

En donde:

  • h: pérdida de carga o de energía (m)
  • Q: caudal (m3/s)
  • C: coeficiente de rugosidad (adimensional)
  • D: diámetro interno de la tubería (m)
  • L: longitud de la tubería (m)

En la siguiente tabla se muestran los valores del coeficiente de rugosidad de Hazen-Williams para diferentes materiales:

COEFICIENTE DE HAZEN-WILLIAMS PARA ALGUNOS MATERIALES
Material C   Material C
Asbesto cemento 140   Hierro galvanizado 120
Latón 130-140   Vidrio 140
Ladrillo de saneamiento 100   Plomo 130-140
Hierro fundido, nuevo 130   Plástico (PE, PVC) 140-150
Hierro fundido, 10 años de edad 107-113   Tubería lisa nueva 140
Hierro fundido, 20 años de edad 89-100   Acero nuevo 140-150
Hierro fundido, 30 años de edad 75-90   Acero 130
Hierro fundido, 40 años de edad 64-83   Acero rolado 110
Concreto 120-140   Lata 130
Cobre 130-140   Madera 120
Hierro dúctil 120   Hormigón 120-140

Scimeni (1925)

Se emplea para tuberías de fibrocemento. La fórmula es la siguiente:

h = 9,84 * 10-4 * (Q1,786/D4,786) * L

En donde:

  • h: pérdida de carga o energía (m)
  • Q: caudal (m3/s)
  • D: diámetro interno de la tubería (m)
  • L: longitud de la tubería (m)

Scobey (1931)

Se emplea fundamentalmente en tuberías de aluminio en flujos en la zona de transición a régimen turbulento. En el cálculo de tuberías en riegos por aspersión hay que tener en cuenta que la fórmula incluye también las pérdidas accidentales o singulares que se producen por acoples y derivaciones propias de los ramales, es decir, proporciona las pérdidas de carga totales. Le ecuación es la siguiente:

h = 4,098 * 10-3 * K * (Q1,9/D1,1) * L

En donde:

  • h: pérdida de carga o de energía (m)
  • K: coeficiente de rugosidad de Scobey (adimensional)
  • Q: caudal (m3/s)
  • D: diámetro interno de la tubería (m)
  • L: longitud de la tubería (m)

Se indican a continuación los valores que toma el coeficiente de rugosidad "K" para distintos materiales:

COEFICIENTE DE RUGOSIDAD DE SCOBEY PARA ALGUNOS MATERIALES
Material K   Material K
Acero galvanizado con acoples 0,42   Acero nuevo 0,36
Aluminio 0,40   Fibrocemento y plásticos 0,32

Veronesse-Datei

Se emplea para tuberías de PVC y para 4 * 104 < Re < 106:

h = 9,2 * 10-4 * (Q1,8/D4,8) * L

En donde:

  • h: pérdida de carga o energía (m)
  • Q: caudal (m3/s)
  • D: diámetro interno de la tubería (m)
  • L: longitud de la tubería (m)

Pérdidas de carga en singularidades

Además de las pérdidas de carga por rozamiento, se producen otro tipo de pérdidas que se originan en puntos singulares de las tuberías (cambios de dirección, codos, juntas...) y que se deben a fenómenos de turbulencia. La suma de estas pérdidas de carga accidentales o localizadas más las pérdidas por rozamiento dan las pérdidas de carga totales.

Salvo casos excepcionales, las pérdidas de carga localizadas sólo se pueden determinar de forma experimental, y puesto que son debidas a una disipación de energía motivada por las turbulencias, pueden expresarse en función de la altura cinética corregida mediante un coeficiente empírico (K):

h = K * (v2 / 2g)

En donde:

  • h: pérdida de carga o de energía (m)
  • K: coeficiente emp�rico (adimensional)
  • v: velocidad media del flujo (m/s)
  • (m/s2)

El coeficiente "K" depende del tipo de singularidad y de la velocidad media en el interior de la tubería. En la siguiente tabla se resumen los valores aproximados de "K" para cálculos rápidos:

VALORES DEL COEFICIENTE K EN PÉRDIDAS SINGULARES
Accidente K L/D
Válvula esférica (totalmente abierta) 10 350
Válvula en ángulo recto (totalmente abierta) 5 175
Válvula de seguridad (totalmente abierta) 2,5 -
Válvula de retención (totalmente abierta) 2 135
Válvula de compuerta (totalmente abierta) 0,2 13
Válvula de compuerta (abierta 3/4) 1,15 35
Válvula de compuerta (abierta 1/2) 5,6 160
Válvula de compuerta (abierta 1/4) 24 900
Válvula de mariposa (totalmente abierta) - 40
T por salida lateral 1,80 67
Codo a 90º de radio corto (con bridas) 0,90 32
Codo a 90º de radio normal (con bridas) 0,75 27
Codo a 90º de radio grande (con bridas) 0,60 20
Codo a 45º de radio corto (con bridas) 0,45 -
Codo a 45º de radio normal (con bridas) 0,40 -
Codo a 45º de radio grande (con bridas) 0,35 -


Comparte esta pagina