El Complejo AZCA


 

Antonio Perpiñá, elaboró en 1957 el Plan Parcial de esta zona de Madrid, inspirándose en el modelo del Rockefeller Center de Nueva York.. Este Plan Parcial, que no fue aprobado hasta el año 1964, se basó en tres principios:

  • contar con el trazado de enlaces ferroviarios
  • prever el estacionamiento y la circulación de vehículos particulares por su interior
  • prever el transporte de público y pasos peatonales por su interior

La Torre Windsor, comenzó a dar vida al centro de negocios AZCA. En su momento, fue el edificio más alto del centro de negocios. Dos años más tarde de su construcción (1981) el inmueble rivalizaría en altura con la sede del actual BBVA (107 m de altura), obra de Francisco Javier Sáenz de Oiza. El arquitecto japonés, Minoru Yamasaki (autor de las Torres Gemelas de Nueva York), puso fin a esta singular disputa 7 años más tarde con la construcción de la Torre Picasso (157 m de altura), que superaba en más de 5o metros a los otros dos edificios. 

El complejo Azca cuenta con un stock cercano a los 4.512.000 metros cuadrados de oficinas, con una tasa de disponibilidad actual del 4,28% (193.000 metros cuadrados) disponibles. 

El alquiler de superficie en esta zona, considerada el centro financiero de la capital de España, se paga a un precio que oscila entre los 16 y 25,75 euros por metro cuadrado al mes, según el último informe del sector realizado por la consultora inmobiliaria "Jones Lang LaSalle". La demanda y el interés de las empresas por establecerse en esta zona es tan importante que la familia Reyzábal cobraba 500.000 euros al mes por el alquiler del Windsor. 

Pero el distrito financiero de Madrid, Azca, no está compuesto solo por rascacielos. 

Sus 20 hectáreas aparecen circundadas por un laberinto de bajos y pasajes, por los que cada día circulan, entre 120.000 personas de las cuales. En las empresas con sede en los edificios del complejo Azca trabajan unas 23.000 personas. Además, en su área perimetral residen 4.500 personas. 

Con esta situación, las situaciones de emergencia como las que se están viviendo estos días, a causa del incendio de la Torre Windsor, ponen de manifiesto sus complicados accesos.

Los accesos de la primera planta del complejo se realizan por:

  • la Calle de Agustín de Betancourt, bajo la Calle Raimundo Fernández Villaverde, de entrada y salida. 
  • la plaza de la Basílica, bajo la Calle Orense, de entrada y salida.
  • la Calle Orense y la Calle General Perón, sólo de entrada. 

Los accesos en la segunda planta se realizan por:

  • la Calle del Capitán Haya, bajo la Calle del General Perón, de salida exclusivamente
  • la Calle de los Hermanos Pinzón, de entrada bajo el Paseo de la Castellana.
  • el Paseo de la Castellana, de salida.
  • la plaza de la estación de enlaces ferroviarios, sólo de salida. 

En total 7,5 kilómetros de calles subterráneas en dos niveles, con casi 15.000 plazas de aparcamiento bajo tierra, con entradas y salidas más allá de las cuatro que limitan el conjunto. 

Además, en los sótanos existe un gran número de locales de copas y discotecas, que acogen cada fin de semana a más de 30.000 personas. 


 
 
Quiénes somos     Aviso Legal      Política de Privacidad    Publicidad
Pregunta a Miliarium      Boletín Informativo
(c) 2001, 2004 Miliarium Aureum, S.L.