Causas:

La creosota es una mezcla que contiene fenol, piridina, piridinol, naftaleno, fenantreno, acenafteno, fluoranteno, fluoreno, pireno, antraceno, óxido de difenilo, carbazol y otros compuestos derivados de la destilación de la huella y que depende del tipo de madera a tratar. Algunos de estos compuestos no se disuelven en el agua permaneciendo en el mismo lugar formando una masa similar al alquitrán. Otros en cambio se disuelven en el agua y pueden moverse a través del suelo hasta alcanzar las aguas subterráneas.

El origen de la creosota presente en el agua puede ser diverso:

  • agua residual procedentes de la industria para el tratamiento de madera con creosota para:
    • la protección contra hongos
    • la protección contra insectos
    • luchar contra taladros marinos
    • permitir el contacto con agua fresca, agua de mar o tierra
    • repeler el agua
  • residuos de madera tratada con creosota
  • residuos de restos de madera tratada con creosota de alquitrán de hulla.

Ver las siguientes fichas relacionadas:

Soluciones:

  • Medidas preventivas:
    • Eliminar la aplicación de creosota de alquitrán en la madera.
    • Sustituir la aplicación de creosota por otro producto preservante de la madera.
    • Eliminar la creosota de la madera y recuperarla como residuo y tratarla como un residuo tóxico y peligroso.
    • Tratar los restos de madera impregnados por creosota y tratarlos como un residuo peligroso.
  • Emplear técnicas de recuperación de las aguas contaminadas. Se pueden aplicar diversas técnicas:
    • Degradación reductiva de compuestos con cloro.
    • Oxidación química. Los oxidantes más común son el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y el permanganato de potasio. Transforma los contaminantes en CO2 y agua
    • Air Sparging (aireación): inyección de gas (aire u oxígeno) bajo presión para volatilizar los contaminantes disueltos en el agua.
    • Pozos direccionales: especialmente útiles cuando la contaminación abarca un área grande.
    • Pozos de recirculación: mediante la inyección de aire o gas inerte se crea una circulación de agua subterránea.
    • Barreras reactivas permeables.
    • Extracción por bombeo. Se puede extraer el contaminante mezclado con el agua o se puede sacar de forma separada el contaminantes del agua (requiere un sistema de doble bombeo).
    • Tratamientos térmicos: extracción de contaminantes a partir de su movilización a altas temperaturas. El contaminante se extrae a través de un pozo. Incluye:
      • inyección de vapor
      • inyección de aire caliente
      • inyección de agua caliente

Bibliografía:

  • ATSRD (Agency for Toxic Substances and Disease Register) (2002). Creosote. Documento pdf.
  • C.C. Crow Publications, Inc. (2000). Weekly Market Report of Lumber and Panel Products. Portland, OR, Weekly.
  • Eweis, j. et al. (1999). Princios de biorrecuperación. Mac Graw Hill.
  • Libro Blanco sobre el Agua.
  • The Random Lengths Weekly Report (2000). Random Lengts Publications, Inc. Eugene, OR. Weekly.
  • Parry, D. y Cahill, J. Retired Transmission Poles Make Good Fencing Products. Documento pdf.
  • U.S. Department of Agriculture, Forest Service (1985). National forest log scaling handbook. FSH 2409.11. Amend. 6. Washington DC. U.S. Department of Agriculture, Forest Service.
  • U.S. Department of Agriculture, Forest Service (1991). National forest cubic scaling handbook. FSH 2409. 11a. Amend. 2409.11a-91-1. Washington DC: U.
  • Vaca de Fuentes, B. (1998). Técnicas para la preservación de maderas. Documento Técnico 65/1998. Documento pdf.
  • West Coast Lumber Inspection Bureau. Standard grading rules for west coast lumber. No 18. Portland OR, 2000. 248 p.

Vínculos:

Normativa:
  • La Comisión Europea ha adoptado una Directiva (Directiva 2001/90/CE, Diario Oficial L 283, 27/10/2001, que prohíbe y limita el uso de determinadas sustancias y preparados peligrosos) prohibiendo la comercialización de creosota como producto conservante para la madera, tras haberse probado que la creosota tiene un mayor potencial cancerígeno de lo que anteriormente se pensaba.  
  • Directiva  2000/60/CE del  Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de Octubre de 2000 por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas.
  • Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, por el que se modifica el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, de 14 de mayo, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos, aprobado mediante Real Decreto 833/1988, de 20 de julio.
  • Orden de 25 de mayo de 1992, de Creación del Registro de Pequeños Productores de Residuos Tóxicos y Peligrosos.
  • Orden de 19 de mayo de 1997. Residuos Tóxicos y Peligrosos. Documentos de control y seguimiento a emplear en la recogida de los procedentes de pequeños productores.
  • Orden de 13 de Octubre de 1989, por la que se determinan los métodos de caracterización de los residuos tóxicos y peligrosos.