Logotipo de Google

Fuentes de Contaminación

Contaminación por nitratos  | Contaminación de las aguas  | Fuentes de contaminación  | Mecanismos de contaminaciónVulnerabilidad de los acuíferos  | Focos de Contaminación  | Problemática  | Estiercol  | Purines  | Actividades Agrícolas  | Actividades Ganaderas  | La situación en España  | Noticias 

En general, el aporte de nitrato derivado del agua de lluvia en condiciones naturales es inapreciable. Con frecuencia la contaminación por nitratos procede principalmente de fuentes no puntuales o difusas que se caracterizan por una gran cantidad de puntos de entrada de la contaminación en el terreno y por la dificultad que supone hacer una localización precisa de las zonas donde se produce la entrada de los contaminantes.

Las fuentes de contaminación por nitratos en suelos y aguas (superficiales y subterráneas), aunque pueden ser muy diversas, se asocian mayoritariamente a actividades agrícolas y ganaderas, aunque en determinadas áreas, también pueden aparecer asociadas a ciertas actividades industriales, especialmente las relacionadas con el sector agrícola. No obstante, también existe una contaminación por nitratos de tipo puntual. En este caso la fuente de contaminación es más fácil de identificar ya que se suelen localizar en zonas de extensión restringida y frecuentemente se asocian con vertidos urbanos o industriales.

Fuentes de nitrato
Aporte en el agua de lluvia de formas nitrogenadas.*
Fenómeno de nitrificación
Actividades agrícolas Fertilizantes inorgánicos y orgánico. **
Uso excesivo de purines.
Herbicidas y pesticidas que contienen nitratos.
Fertilización por fertirrigación.
Actividades ganaderas Almacenamiento de estiércoles
Actividades industriales y urbanas Vertidos efluentes
Aguas residuales

* En general, el aporte de nitrato derivado del agua de lluvia en condiciones naturales frente a las demás fuentes de nitrato es inapreciable.

** El uso indiscriminado de fertilizantes solubles vía fertirrigación durante varios años, tal y como suele tener lugar en las producciones intensivas, origina concentraciones muy altas de nitratos en el suelo, y consecuentemente, eleva de forma notable el riesgo de lixiviación de nitratos.

Son numerosos los diferentes compuestos de nitrógeno que se pueden formar en las distintas fases que componen el ciclo del nitrógeno. Como hemos visto, aunque algunos de ellos tienen una procedencia natural, la formación de muchos de estos compuestos se ve fuertemente incentivada de forma artificial, debido a la acción del hombre, constituyendo importantes fuentes de contaminación, tal es el caso de los nitratos.

De forma más detallada, los diferentes compuestos del nitrógeno pueden proceder de la atmósfera, del suelo y de las aguas.

En la atmósfera

Origen Compuestos Procedencia
Antrópico NO (óxido nítrico) Quema de combustibles fósiles y otros tipos (p. ej., biocombustibles).
Industrias
Automóviles
NO2(dióxido de nitrógeno)
NO3- (nitrato)
NH4+(amonio) Industria
Natural NO2(dióxido de nitrógeno) Descargas eléctricas + N2
NH3+(amoniaco) Volatilización del NH4+
Volcanes
óxidos de nitrógeno (NO) Compuestos del nitrógeno que se forman sobre todo por la oxidación del nitrógeno atmosférico. Puede tener un origen:
  • natural: incendios forestales, basuras.
  • antrópico: quema de combustibles fósiles (gasolina, gas natural, gasoil, carbón) tanto en la industria como en los automóviles; quema de otros combustibles (por ejemplo biocombustibles)

Los óxidos de nitrógeno se emiten, mayoritariamente, como óxido nítrico (NO), que posteriormente se transforma en dióxido de nitrógeno (NO2).

Favorecen la formación de ozono troposférico, en la parte más baja de la atmósfera, donde se encuentra en cantidades muy pequeñas de forma natural, especialmente cuando la mezcla de determinados contaminantes emitidos por la industria o el tráfico (esencialmente dióxidos de nitrógeno y compuestos volátiles orgánicos) reacciona con la luz solar. Aunque el óxido nítrico destruye el ozono troposférico, el NO2en que se transforma, contribuye a su formación. Además, el dióxido de nitrógeno (NO2) combinado con la humedad del ambiente, es uno de los gases contaminantes responsables de la lluvia ácida y del mal de la piedra (NO3H2).

Son un buen ejemplo de cómo un contaminante presente en la atmósfera puede afectar a cursos de agua y almacenamientos de agua potable subterránea, impactando por diversas vías a la salud humana.
amonio (NH4+) Quema de combustibles en la industria.
amoniaco (NH3+) Tiene un origen natural estando su procedencia vinculada a la actividad volcánica y a la volatilización del amonio presente en los residuos animales.

Suelo y aguas superficiales y subterráneas

Origen Compuestos Procedencia
Antrópico NO3-
NH4+
NOx
Contaminación atmosférica (lluvia ácida)
Fertilizantes nitrogenados Origen natural: nitrato de Chile
Origen artificial
Residuos orgánicos de concentraciones ganaderas estabuladas
Lodos depuradoras
Compost
Vertidos aguas residuales
Vertidos efluentes actividades industriales Producción fertilizantes
cerámicas
Vertederos no controlados (lixiviado)
Natural NH4+ Origen natural y presentes en el agua de lluvia
NH3+
NO3- Nitrificación
NOx

Amonio (NH4+): deposición del amonio presente en la lluvia y procedente de la quema de combustibles fósiles (automóviles e industria).

Amoniaco (NH3+): deposición del amoniaco presente en la lluvia y procedente de actividades volcánicas y de la volatilización del NH4+

Nitrito (NO2-): nitritos presentes en el suelo como resultado del proceso de nitrificación por el que el amonio se trasforma en nitrito y luego a nitrato.

Nitrato (NO3-): Su procedencia es diversa: contaminación atmosférica; fertilizantes nitrogenados (de origen natural y sintéticos); residuos orgánicos en concentraciones ganaderas estabuladas; lodos depuradoras; compost; vertidos de actividades industriales; vertederos no controlados.

En el suelo gracias a la acción bacteriana la materia orgánica se transforma, descompone o degrada hasta mineralizarse dando lugar a un conjunto de compuestos estables, amorfos y coloidales conocidos como humus. El humus está constituido por huminas (fracción insoluble), ácidos húmicos (material orgánico de color oscuro insoluble en ácidos) y ácidos fúlvicos (material sobrante en la solución una vez que se han extraído los ácidos húmicos por acidificación, soluble en álcalis y ácidos). El humus influye en la capacidad del suelo para retener y poner a disposición de la planta tanto aniones como cationes. Los ácidos fúlvicos y húmicos condicionan la capacidad de intercambio catiónico y por tanto marcan la disponibilidad de nitrógeno en forma amoniacal en el medio, mientras que las huminas condicionan la capacidad de intercambio aniónico y por tanto la disponibilidad de nitrógeno en su forma nítrica.


Comparte esta pagina