Logotipo de Google

Estiércol

Contaminación por nitratos  | Contaminación de las aguas  | Fuentes de contaminación  | Mecanismos de contaminaciónVulnerabilidad de los acuíferos  | Focos de Contaminación  | Problemática  | Estiércol  | Purines  | Actividades Agrícolas  | Actividades Ganaderas  | La situación en España  | Noticias 

Los almacenamientos de residuos animales (estercoleros) son contaminantes si no están ubicados en lugares apropiados ni construidos adecuadamente, es decir, con una pendiente adecuada, impermeabilizados y con recogida de aguas. Se pueden producir lixiviados que pueden contaminar el suelo y las aguas, tanto superficiales como subterráneas. Los estercoleros se deben situar en lugares de fácil acceso, cercanos a los alojamientos de ganado y alejados de las viviendas y de los pozos o fuentes que suministren agua potable.

Para prevenir la contaminación por residuos ganaderos, las instalaciones de ganadería intensiva tienen que cumplir unas reglas dictadas por la legislación (Real Decreto 3483/2000 que modifica el sobre las normas básicas de ordenación de las explotaciones porcinas). Este Real Decreto obliga a disponer de balsas de estiércol cercadas e impermeabilizadas, natural o artificialmente, que eviten el riesgo de filtración y contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, asegurando que se impidan pérdidas por rebosamiento o por inestabilidad geotécnica, con el tamaño preciso para poder almacenar la producción de al menos tres meses.

En España se producen 76 millones de toneladas de estiércol, generado en granjas de animales estabulados. Se estima que de ellos, 30 Mt/año corresponden a estiércoles sólidos y 46 Mt/año a estiércoles líquidos. De esta última cantidad, 23 Mt/año corresponden a ganado porcino. Esta alta proporción de estiércol pastoso o semilíquido, representa una importante problemática medioambiental, debido a las dificultades que presenta su manejo y a que su utilización como abono orgánico en la agricultura no siempre es aconsejable.

Los estercoleros almacenan el estiércol desde que se saca de los recintos de ganado estabulado hasta que se distribuye en el campo como abono orgánico. El volumen mínimo del estercolero será aquel que permita almacenar los residuos sólidos o líquidos generados por el ganado a lo largo de todo el periodo desde el vaciado del estercolero hasta un nuevo vaciado. Por lo general se suele sobredimensionar estas instalaciones para el doble de este tiempo.

Los estercoleros pueden ser:

Estercolero sin fosa de purín Consisten en una cavidad en el terreno de profundidad y altura variable que se reviste con un muro de contención para las tierras. En zonas de clima lluvioso se suele poner también algún tipo cubierta que impida la entrada del agua de lluvia evitando así el rápido llenado del estercolero.
Las rampas de entrada y salda de vehículos al estercolero tendrán una pendiente inferior al 10 %
Estercolero con fosa de purín Consta de una plataforma* situada a nivel del suelo, con una ligera inclinación para que los purines escurran hacia la fosa de purín. Entre la plataforma y la fosa de purín se construye un pocillo de decantación para evitar que los sólidos lleguen a la fosa.

Balsa purines

Estercolero fosa Consiste en una fosa donde se almacena el estiércol semifluido procedente de las instalaciones ganaderas, juntamente con el agua de limpieza. Las aguas de lluvia se recogen a través de otro sistema.

* Las dimensiones de la plataforma variarán dependiendo de la cantidad de estiércol producido, el cual depende de varios factores (régimen alimenticio del ganado, abundancia de cama, sistema de estabulación, etc). La altura de almacenamiento no debe ser superior a los 2 m. La capacidad de la fosa de purín puede variar siendo, en general, de 100 a 300 l/m2 de plataforma.


Comparte esta pagina