Logotipo de Google

Modelos de simulación ambiental recomendados en relación con la Ley 26/2007 de Responsabilidad Ambiental


Fuentes de contaminación de las aguas subterráneas y superficiales

Modelos de simulación ambiental | Modelos hidrogeológicos | Modelos hidrológicos | Modelos atmosféricos | Modelos marinos | Modelos agrícolas | Técnicas de modelación | Calibración de modelos | Enlaces | Bibliografía recomendada

Presentación y objetivos


La Ley 26/2007 de Responsabilidad Ambiental recoge la obligación de cuantificar de forma eficiente el alcance de los daños potenciales derivados de la actividad humana sobre el suelo, agua (superficial y subterránea) y atmósfera. El Real Decreto 2090/2008, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley de Responsabilidad Medioambiental, y la propuesta de revisión a la que se encuentra sometido en la actualidad determinan que los operadores de las actividades relacionadas en el Anexo III de dicha ley están obligados a realizar un análisis de riesgo medioambiental que valore económicamente el daño potencial que pueda causar su instalación en caso de accidente. La Comisión Técnica de Prevención y Reparación de Daños Medioambientales propuso una metodología para el cálculo del valor de reposición de los activos naturales a los que se refiere la Ley de Responsabilidad Medioambiental que ha quedado plasmada en el Modelo de Oferta de Responsabilidad Ambiental (MORA), que permite la monetización de los escenarios accidentales contemplados en los análisis de riesgos ambientales para el cálculo del valor económico del daño potencial.


Modelos recomendados


La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (en la actualidad, Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) elaboró en abril de 2011 un documento que contiene un listado de Modelos de Simulación Recomendados a tal fin.

La selección de modelos propuestos por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, atendiendo a la tipología de casos a la que son aplicables en función del medio afectado, es la siguiente:

  • Los modelos ALOHA  y PHAST  para el vector atmósfera
  • Para la simulación de procesos de contaminación relacionados con eventos de vertido en ríos, los modelos QUAL2K  o MIKE11, ambos modelos numéricos
  • Para eventos relacionados con el vertido a lagos, embalses, humedales, bahías o estuarios, los modelos WASP  y MIKE21/3, ambos modelos numéricos
  • Para eventos relacionados con el vertido en línea de costa los modelos VISUAL PLUMES y CORMIX, ambos analíticos
  • Para suelos y aguas subterráneas, los modelos analíticos BIOSCREEN, BIOCHLOR y HSSM como aplicaciones gratuitas, y RBCA, RISC y CONSIM con costes de licencia de usuario. Así como los modelos numéricos BIOPLUME III y MODFLOW/MT3DMS

Criterios de selección de los modelos


En el documento mencionado se proponen los criterios de selección de los modelos más adecuados atendiendo a las siguientes características:

  • Adecuación al modelo conceptual de la instalación
  • Hipótesis de accidente planteadas
  • Disponibilidad de datos de entrada
  • Necesidad de experiencia o conocimientos técnicos para la aplicación de determinados modelos

Los modelos utilizados, además de cumplir con los criterios enumerados en el párrafo anterior, deben generar resultados de salida que permitan obtener de forma lo más directa posible los siguientes resultados:

  • Metros cúbicos (m3) de agua (superficial y subterránea)
  • Toneladas (t) de suelo
  • Hectáreas de hábitat (ha)
  • Número de individuos (nº)

Bibliografía


Comparte esta pagina