Logotipo de Google

Cultivos propuestos para implantar en España

Biocombustibles  | Panorama actual  | Cultivos energeticos  | Cultivos propuestos en España  | Biodiesel  | Bioetanol  | NormativaEnlaces, bibliografía y webgrafía 

Los cultivos energéticos que se tienen previstos para impulsar en España son los siguientes: Biodiésel: Colza Bioetanol: Trigo, cebada, pataca y sorgo

Requerimientos de los cultivos

Las especificaciones de suelo, temperaturas óptimas, riego y rendimiento de estos cultivos en España, son de gran importancia para conocer la viabilidad técnica para la producción de los mismos, a continuación se presentan algunos de estos requerimientos (Tabla 1).

Tabla 1. Requerimientos de los cultivos agroenergéticos.

CULTIVO Temperatura (ºC) Agua
(mm. lluvia)
Tipo de suelo Rendimiento España (2006) kg/ha
Trigo 10–24 300-400 Preferible: Profundo No arcilloso Probable: arenoso (abundante lluvia en primavera) 3.43
Cebada 6-20 No faltar al inicio del desarrollo Preferible: fértil No arcilloso Probable: poco profundo y pedregoso (no le puede faltar agua) 3.55
Pataca Puede resistir heladas
(-15)
Necesita tierras de regadío. Riego en verano. Suelos sueltos y profundos Pequeños huertos Cuenca y Salamanca.
Sorgo Azucarero 15-32 Menos cantidad que el maíz (suficiente 5 riegos). Riego en verano. Preferible: suelos sanos y profundos. Soporta terrenos alcalinos (CaCO3) y algo de sal. 3.62
Colza Germinación no soporta <-3. Roseta hasta -15 400 Suelos profundos y con buen drenaje. 1.68

La producción de un litro de bioetanol a partir de trigo o cebada exige tres kilos de cereal, a un coste de 0,12 euros/kg, lo que supone un precio de 0,36 euros cada litro de bioetanol sólo en materia prima. Si la materia prima es paja de cereal son necesarios seis kilos, a un coste de 0,03 euros/kg, lo que supone un total de 0,18 euros el litro de bioetanol en materia prima, la mitad que con trigo o cebada. Este abaratamiento permitirá que el precio final del bioetanol así obtenido sea el mismo que el de cualquier gasolina.

Generalmente, con sorgos híbridos se necesitan unos 15 kg/ha de semilla. Como productos recomendados para la desinfección del suelo en el sorgo, se recomiendan: Carbofurano, Carbofurano+fenamifos, Carbosulfán, Clormefos, Disulfotón y Terbufos El sorgo es menos exigente en agua que el maíz, aunque no deben regatearse los riegos se pueden considerar suficiente cinco riegos.

Con la Pataca, la parte de interés comercial del cultivo son los tubérculos, que están compuestos fundamentalmente por agua (78%) e hidratos de carbono fácilmente hidrolizables (15-18%), principalmente inulina, de cuya hidrólisis se obtiene del orden de un 80% de fructosa y un 20% de glucosa.

Aunque puede ser un cultivo destinado al consumo humano o a la alimentación animal, su verdadera importancia es como materia prima para la industria del bioetanol-carburante. La producción de etanol a partir de los tubérculos se realiza a razón de 1 l de etanol por cada 12 kg de tubérculos (frescos), pudiéndose obtener rendimientos de 5000-6000 l etanol/ha con la ventaja de que, si se utiliza el poder calorífico de los tallos, no se necesita aporte calórico suplementario para la destilación del alcohol.

Posibles tierras de cultivo

La posibilidad de disponer de tierras para cultivos energéticos va a depender de una serie de factores unos tecnológicos y otros estructurales. Entre los primeros se encuentran las características edafoclimáticas de las tierras consideradas. Los segundos vienen condicionados por las modificaciones que se puedan introducir en la actual política agraria comunitaria (PAC) en los próximos años impulsados por determinados estados miembros y la obligación que tiene España de retirar tierras de cultivo.

Gran parte de los cultivos son capaces de desarrollarse a partir de 400 mm. de pluviometría, razón por la cual podríamos establecer cualquiera de los cultivos en prácticamente la totalidad del territorio español. Esta pluviometría se podría complementar con riegos adecuados que salvasen la épocas de condiciones meteorológicas adversas y aumentase el rendimiento por hectárea.

Preferiblemente, se ha considerado la mitad superior de la península, por disponer de una red de riego, junto con mayor pluviometría. La mitad sur también es susceptible de un estudio análogo, especialmente zonas de Extremadura, Castilla La Mancha y Andalucía donde los cultivos actualmente subvencionados por la U.E. pueden estar en situaciones precarias en los próximos años.

La elección de las superficies necesarias para el cultivo de las materias primas, tiene por finalidad la búsqueda de rendimientos competitivos frente al resto de países de la UE, donde se obtienen producciones ostensiblemente mayores (en torno al doble). En las tablas 2 y 3 se presentan datos de las estadísticas del MAPA (2006) sobre las tierras de cultivo y los sistemas de cultivo, que se encuentran en las diferentes provincias del territorio Español.

Tabla 2. Tierras de Cultivo (Hectáreas)

Tabla 3. Sistemas de Cultivo (Hectáreas)

Costes de la producción de biocarburantes

La viabilidad de la utilización de los biocombustibles en el sector del transporte depende del coste de producción del producto o el precio final del mismo, para lo cual es necesario realizar un análisis económico que contemple todo el proceso productivo, incluyendo desde el coste de la materia prima en el que se consideren salarios de la mano de obra, el coste de utilización por hora de la maquinaria, los costes de las diferentes labores derivadas de los procesos, además, del que conlleva la propia transformación.

Sin embargo, no se debe olvidar considerar la subvención de 45 €/ha que recientemente ha establecido la Unión Europea para los cultivos agroenergético y la fiscalidad de los biocarburantes. A continuación (Tabla 4) se presenta una estimación del coste de los cultivos para producir un millón de toneladas de biocarburante partiendo de las superficies de cultivo necesarias para cada una de las materias primas consideradas.

Tabla 4. Estimación de costes para la producción de 1x106 Toneladas de Biocarburante.

CULTIVO Superficie necesaria (ha) Coste M.  P.* (€/ha) Coste Total M. P. (€) Coste Transporte M. P. (€) Coste Prod. Bio-C.* (€/litro) Coste Final Bio-C. (€/litro)
Trigo 1.150.747,98 517,19 595.155.347,78 28.231.421.40 Bioetanol 0.23 0.63
Cebada 301,99 347.514.382,48 0.44
Sorgo 210.970,46 1.207,47 254.740.501.34 5.659.032.82 0.38
Pataca 233.719,13 1.285,35 300.410.883,75 133.377.732,91 0.56
Colza 1.028.383,38 542,96 558.371.040,72 11.474.821,46 Biodiésel 0.14 0.64

* M. P. = Materia Prima Bio-C. = Biocarburante

Cabe resaltar de la tabla anterior que el coste de mayor impacto es el correspondiente al de materia prima, pero aún así, con el coste de producción final del biocarburante, teniendo en cuenta cada cultivo propuesto, parece viable su introducción en el transporte ya que puede llegar a ser competitivo con el precio de la gasolina. Sin embargo, al estimativo anterior hace falta adicionarle el balance energético (Tabla 5) del proceso productivo de la obtención del biodiésel y el bioetanol, además y de gran importancia, un análisis medioambiental desde el punto de vista de la producción de emisiones en todas las etapas del proceso.

Tabla 5. Balance energético para la producción de biocarburantes.

CULTIVO Producción M. P. (Kcal x 106) Prod. Bio-C (Kcal x 106) Fertilizantes Pesticidas (Kcal x 106) Transporte M. P. (Kcal x 106) Cantidad a obtener de Bio-C (Kcal x 106) Consumo energético total (Kcal x 106) Balance energético (Kcal x 106)
Trigo 2.635.000 Bioetanol 3.654.000 Bioetanol 984.000 409.000 Bioetanol 6.456.000 7.680.000 -1.224.000
Cebada
Sorgo 48.299 82.000 4.767.000 1.689.000
Pataca 537.000 1.928.000 7.102.000 -644.000
Colza 2.355.000 Biodiésel 3.266.000 Biodiésel 869.000 166.000 Biodiésel 9.390.000 6.682.000 2.708.000

De la tabla anterior se puede extraer que es posible potenciar la introducción de los biocarburantes a partir de estos cultivos, pero haría falta algún tipo de cogeneración energética para que el balance total sea positivo, tal como se observa para el sorgo y la colza, por el contrario, con los cultivos de trigo, cebada y pataca, este balance es negativo. Además, se debe realizar un análisis detallado mediante estudios experimentales edafoclimáticos para llegar a optimizar el rendimiento de las especies seleccionadas, debido a que los rendimientos actuales de la producción agraria Española son sensiblemente inferiores a los obtenidos en otros países europeos.


Comparte esta pagina